Queridos Reyes Magos: ¡Tráiganme mucho Sushi!

Ya terminó la Navidad, ¡pero eso no quiere decir que la época de regalos se haya terminado! Ya están llegando los Reyes Magos y con ellos, la oportunidad de compartir con los más pequeños una rica cena con sushi. Por eso, hoy te contamos por qué es una buena idea para que puedas compartir con ellos y aprovechar los increíbles menús de Instamaki

Acostumbrar a los niños desde pequeños

El pescado es uno de los alimentos, junto con las verduras, a los que más cuesta acostumbrar a los pequeños. Sin embargo, el sushi tiene una presentación ideal para que llame la atención a los niños y al menos les dé intriga comerlo. ¡Y es que esos colores vibrantes provocan el apetito de cualquier!

Como probablemente sepas, el pescado, principal ingrediente del sushi, es un alimento rico en nutrientes, que colabora con el crecimiento saludable de tu hijo, por lo que no es mala idea incluirlo en su dieta cada tanto. Sin embargo, obviamente debes tener cuidado con las salsas y con los picantes.

¡Recuerda hacerlo probar un menú variado! Nunca falta el niño que detesta el salmón, pero ama el atún…

Entonces, ¿cómo comparto sushi con los más pequeños?

¡Fácil! Pide siempre piezas que contengan una porción de arroz al menos y que sean simples, sin nada extraño o complicado a la vista. Ya sabes que todo entra por los ojos, así que cuanto más normal sea la pieza, más posibilidades hay de que no haya un berrinche en la mesa.

Otra de las cosas que no puedes olvidar es incluir algún entrante que sepas que les van a gustar como gyozas de carne. De esta forma, si notas que no hubo éxito con el pescado, al menos no tienes que correr a la cocina a preparar algo.

Obviamente, no puedes no tener un rico postre para después de cenar, ya sea porque sabes que tienes una batalla por delante o para darles a los pequeños (y a los grandes) una gran recompensa por haber comido bien.