Alargar la vida de tu móvil ahora es más fácil que nunca

En un momento en el que todos vivimos conectados a nuestro teléfono móvil, una de las peores noticias que podemos sufrir es que se nos estropee. Conscientes de ello, hemos consultado a una empresa especializada en el repuesto para pantalla de Smartphone para que nos dé una serie de consejos para que puedas aumentar la vida útil de tu teléfono.

De modo que si a ti también te preocupa quedarte sin móvil, presta atención y toma nota; alargar la vida de tu móvil es más fácil de lo que crees.

Adiós a los antivirus y las aplicaciones para ahorrar batería

Mucha gente lo primero que hace al comprar un móvil es descargarse un antivirus y una serie de aplicaciones para ahorrar batería. Esto es un error, ya que lejos de ofrecer soluciones, lo único que hace es exigir al máximo al teléfono, y aumentar las opciones de estropearse.

La realidad es que no hay mejor antivirus ni mejor medida para ahorrar batería que tú mismo y el uso que hagas de tu teléfono. Por ello, trata de regular el uso de tu teléfono tú mismo; será la mejor opción para disfrutar el mayor tiempo posible.

No llenes la memoria

Trata de no llenar la memoria de tu teléfono. Es totalmente desaconsejable no disponer al menos de un 25% de memoria libre. Para evitarlo, almacena tus fotos en la nube y no en el teléfono, elimina APPs que no utilices, viejas canciones, etc.

Atención a la temperatura de tu móvil

Hay móviles que se calientan como si fuera una chimenea; que éste no sea tu caso. El calor es uno de los peores enemigos para tu dispositivo, afectando al rendimiento de la batería.

Si lo notas muy caliente, apágalo y, sobre todo, no utilices las aplicaciones más potentes y exigentes.

Utiliza una funda

La funda es totalmente indispensable si quieres mantener tu móvil en buenas condiciones. Lo protegerá de golpes o caídas, haciendo que una leve caída no suponga un auténtico desastre.

También es crucial el papel del protector, protegiéndole de rayones, salpicaduras, y de la temperatura.

Apágalo

Sabemos que es complicado, pero cuando no vayas a utilizar el móvil y no lo necesites, apágalo. ¿Para qué quieres mantenerlo encendido si sabes que no lo vas a poder ver y hacerle trabajar? Lo mejor en estas situaciones es apagarlo, y no tendrás que preocuparte, ya que cuando lo vuelvas a encender recibirás todas las notificaciones. Será un descanso para él.